iPhone-3G-ChinoEspanol-FDGEstos días se cumplen seis décadas de la apertura del primer centro de enseñanza de español en China.  La Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín (BFSU, según sus siglas en inglés) abrió en 1952 el departamento de castellano para formar a diplomáticos y funcionarios que engrasaran las relaciones con el mundo hispano.

Aunque la posición del español en China es modesta en relación a su peso en el mundo, en el gigante asiático aumenta el interés por el idioma de Cervantes gracias, fundamentalmente, a las inversiones chinas en Latinoamérica. Cada vez más alumnos se presentan al examen del Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE), cerca de 2.000 en 2012, un 25% más que el año pasado.

Según los datos del Instituto Cervantes, unos 25.000 universitarios chinos aprenden español en alguna de las 90 universidades que ofrecen estos estudios. Sin embargo, la escasez de profesores cualificados —solo 600— ha propiciado que el año pasado solo se pudieran aceptar el 30% de las solicitudes en centros universitarios. En los últimos años se han abierto en Pekín 35 centros privados de enseñanza del español. En todo el país hay un centenar. Para dar respuesta a esta gran demanda, las clases por Skype con profesores nativos de España representan una alternativa muy atractiva para aquellos chinos que quieran o necesiten aprender el castellano.

El yuan: la moneda china

El crecimiento del español se debe al auge comprador chino en Latinoamérica. Desde 2005 hasta mediados de 2012, China ha invertido unos 77.000 millones de dólares en el continente, solo por detrás de las sumas desembolsadas en Asia y África, según la Heritage Foundation. Muchos graduados de español acaban trabajando en las petroleras, las constructoras y otras firmas chinas presentes en Latinoamérica.